Ingredientes:

  • una pechuga de pollo
  • leche
  • huevos
  • pan rallado

 

Preparación:

  1. El día anterior, o por la mañana, cortar la pechuga en trocitos de 3 o 4 cms y dejarlos remojar en leche en un “tupper” en la nevera hasta la cena.
  2. Calentar el horno a 180º.
  3. Sacar los trozos de pollo y escurrirlos.
  4. Poner un plato con un huevo y otro con pan rallado.
  5. Mojar los trocitos en cada plato.
  6. Poner una hoja de papel de horno en la bandeja y poner los pollitos bien separados.
  7. Dejar cocer 10 minutos. Darles la vuelta y dejar otros 10 minutos.

 

Si a los niños les gustan las especias, podéis poner algunas en el pan rallado, tipo ajo, perejil, albahaca o lo que sea.

Los nuggets se pueden congelar una vez cocidos y enfriados.

Si están congelados, para calentar, solo hay que ponerles en un papel de aluminio y al horno calentado 15 minutos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *